HATHA YOGA                

Una clase de 90 minutos de Hatha Yoga consiste en tres partes diferentes combinadas entre sí.

Cuando practicas Hatha Yoga, estiras y fortaleces todos los diferentes grupos de músculos de tu cuerpo. Después de una sesión, tu mente se siente mas tranquila y despierta al mismo tiempo. Practicando regularmente las Asanas, Pranayama y Meditación estás creando un impacto positivo en todos los diferentes sistemas de tu cuerpo:

- Músculos y Esqueleto
- Sistema circulatorio y presión sanguínea
- Equilibrio hormonal
- Funciones orgánicas
- Metabolismo
- Sistema respiratorio

 ASANA - el arte del movimiento                  

Asanas consisten en secuencias específicas de posiciones corporales y estiramientos de los músculos conectados a los lejitos. Para poder crear un equilibrio natural, las glándulas hormonales también son estimuladas. La práctica regular de Yoga promueve más flexibilidad y relajación del cuerpo.

PRANAYAMA - el arte de la respiración           

Pranayama son ejercicios de respiración que limpian el poder de la esencia del interior del cuerpo. Para ayudarte a limpiar tu mente, es de gran ayuda el respirar profundo y calmadamente. La respiración consciente ayuda a que incremente la circulación sanguínea en tus órganos y disminuye el estrés en las hormonas. Eso producirá una calma interior y emocional palpable.

MEDITATIÓN - el arte de la concentración  
   
Con ejercicios de concentración, afirmaciones y técnicas para relajar los músculos, la mente consigue un estado mas intenso de relajación. Gracias a este estado, florecerán nuevos puntos de vista y soluciones. La meditación es un generador de poder y inspiración, especialmente cuando estás sometido a estrés.